2010-02-27

San Juan de los Lagos

,


En esta ocasión en que viajé a San Luis Potosí, pude visitar el santuario de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, uno de los más concurridos de México desde la época colonial.

Este santuario es una parte importante de mi historia personal y de fé. Comencé a visitarlo desde muy joven, viviendo todavía en Veracruz, mi papá y yo abordábamos en la ciudad de Poza Rica el autobús de la línea Omnibus de México (creo que aún sigue siendo el único "directo") que salía a las 6 de la tarde (me parece) y viajábamos toda la noche para amanecer en San Juan (14 horas), cruzando por Tulancingo, Pachuca, Querétaro, Irapuato, Celaya, Lagos de Moreno y otras ciudades importantes del centro de la República Mexicana. Al llegar salíamos de la central, almorzábamos por ahí enfrente y nos enfilábamos por la calle una cuadra hasta la carretera, cruzábamos el puente peatonal sobre ésta y avanzábamos como cinco cuadras, siguiendo la ruta de los comercios (una de tantas) hasta llegar a la Catedral Basílica. Escuchábamos misa y visitábamos la Iglesia del Pocito (el lugar original donde ocurrieron los primeros milagros). De ahí hacíamos compras rápidas y volvíamos a la central a tiempo para abordar el autobús de regreso a las 4 de la tarde (el mismo en que habíamos viajado: mismo número, y mismos conductores, que supongo en esas ocho horas habían dormido lo suficiente). La última ocasión que viajamos en autobús, ya íbamos cerca de Poza Rica, cuando estuvimos a punto de chocar contra un autobús de segunda clase, de la línea de Autotransportes Serranos que venía rebasando en curva y en subida sobre la peligrosa carretera que cruza la Sierra Madre, muy cerca del lugar conocido como La Ceiba, Puebla. Providencialmente los buenos reflejos del conductor y el hecho de que el autobús estuviera próximo a una saliente (una de las poquísimas que existen en esa estrecha carretera de dos carriles), evitaron el desastre.

Después pasó que venimos a vivir en San Luis Potosí y/o a viajar por esos rumbos y de ahí está muy cerquita (tres horas y media a cuatro); así que lo visitamos más a menudo, en ocasiones hasta tres veces al año. Sé que a muchos parecerá un tanto inútil realizar un viaje tan largo para hacer tan poquito; pero hasta la fecha es así: misa, comida, un breve paseo hasta la Iglesia del Pocito y otras circunvecinas, curiosear un rato y regreso. Y no-me-lo-perdería-por-nada XD.


Este sagrario es muy especial para mí: en los días en que comencé a visitar San Juan ignoraba lo que era la Eucaristía, lo que había en él y muchas cosas básicas de la fe; sin embargo, como está en el pasaje comercial que viene desde la dirección de la Central Camionera, es paso obligado y me atrajo desde el primer momento por el ambiente tan íntimo que hay en él; casi nunca está concurrido, a lo sumo hay dos o tres personas y siempre éstá impecablemente arreglado; aunque sencillo, como podrán ver por la foto. La placa de la entrada de esta pequeña capillita dice: "Parroquia San Juan Bautista, Capellanía San Antonio". Es uno de mis lugares mágicos y, cada que tengo la oportunidad, paso momentos de soledad aquí.

Una vista del lado izquierdo del atrio de la Catedral Basílica. Lucía vacío por no ser día de mucha concurrencia. Es en esta parte donde se reúnen los danzantes para ofrecer sus bailes a la Virgen.

La puerta que comunica el atrio izquierdo con el interior. La imagen es clásica, en especial en días en que llega el grueso de los peregrinos: después de caminar varios días, llegan y se postran y se encaminan de rodillas hasta el altar mayor.

Un detalle de la duela que cubre la totalidad del piso de la catedral; no es muy lujosa y está pulida por los miles de peregrinos que avanzan de rodillas y de pie hasta el altar. El susurro producido por las rodillas o los pies al rozar la madera es un sonido inexplicablemente relajante.

Una vista del altar. Originalmente fue diseñado para la Iglesia de Santa María de los Ángeles, en Roma. Es una obra de arte invaluable.

El crucifijo que se encuentra al costado derecho del altar mayor. Es precioso. Es una pena que no pueda estar en un sitio más privado, porque es difícil permanecer contemplándolo cuando hay demasiada gente.

Detalle lateral derecho: la Sagrada Familia. Justo aquí, al lado izquierdo se encuentra el acceso a los confesionarios, la sacristía y a los retablos y exvotos.

Vista de uno de los muros donde se colocan los exvotos que los fieles llevan desde todas partes del mundo. Hay desde ramos y coronas de novia, lazos, títulos académicos, fotografías, los tradicionales "milagros" de oro y otros metales hasta ilustraciones con el respectivo relato del favor concedido por la Virgen, algunas de ellas verdaderas obras de arte e ingenio.

Al extremo izquierdo del altar el estandarte que recuerda a la Diócesis y a todo fiel el compromiso adquirido, ya que está vigente la "Misión Continental" solicitada por el documento de Aparecida.

El sagrario, situado al costado derecho del Altar Mayor, en una capillita. Para mí fue una odisea descubrirlo. Este es un sitio que recién han empezado a abrir; bueno, al menos últimamente me ha tocado abierto; porque las ocasiones anteriores la puerta permanecía sellada con una pesada cadena y había que conformarse con visitar a Jesús con una reja de por medio XD. Lo que sí es que lo cierran cuando hay demasiados peregrinos; ya me ha tocado.

Un aspecto importante (y asombroso) de la fe y la religiosidad popular en México; en especial en el centro del pais. En la temporada de Semana Santa y también en las cercanías de la celebración patronal de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos (15 de Agosto), es común ver a los peregrinos por todas las carreteras que llegan a San Juan.

Desde San Luis Potosí, por ejemplo, son alrededor de doscientos kilómetros y entre tres y cinco días de camino (dependiendo de las personas: si son un contingente masculino o si van familias o si viajan ancianos; si eligen caminar de noche o de día). Las fotos no son todo lo precisas y evocadoras que me hubieran gustado pero, en esta ocasión, iba conduciendo así que fue un acto irresponsable y arriesgado conseguirlas; aunque bajé la velocidad a 10 km/h aún es difícil mantener la concentración XD¡Cómo me gustaría hacer este recorrido algún día! He visto a familias enteras, en ocasiones a padres o madres empujando la silla de ruedas de su hijo enfermo o de algún ancianito o accidentado; a niños, a ancianos apoyados en sus bastones, solos o acompañados de hijos y nietos, bajo el inclemente sol o la esquiva luna o la traviesa lluvia ¡Nada los detiene! Como es lógico, en estas carreteras a la señalética tradicional se suma la advertencia a los conductores: "Conductor, cuidado con Peregrinos".

Un par de paisajes en el camino de regreso a San Luis Potosí. Inmediatamente arriba, cercanías a Ojuelos, Jalisco. La primera foto está tomada cerca del puente "Cola de la presa" uno de los tramos más peligrosos de esta ruta porque existe una curva muy pronunciada en descenso; se recomienda reducir la velocidad hasta un máximo de 40km/h; aunque yo no me atrevo a ir tan de prisa por aquí. En esta ruta se cruza de San Luis a Jalisco, luego una parte muy pequeña de Zacatecas y de regreso a Jalisco.

Cercanías de San Luis Potosí. En un tramo de la autopista Villa de Arriaga-Carretera 57. La foto es especial porque, aunque no se distingue muy claramente, casi en el centro, entre la presa y el cielo, se localiza la ex-hacienda de Jesús María, el sitio donde se encuentra el Santuario del Apostolado de la Cruz. Es un lugar de peregrinación para los devotos de la Cruz del Apostolado y para todos los fieles adheridos a las Obras de la Cruz. Ahí se localizan varios conventos (de otras tantas órdenes religiosas pertenecientes a las Obras de la Cruz) y el llamado "Jardín de Conchita" un lugar de descanso para la Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida donde se dice que sintió de manera especial la presencia de Dios Padre. Aunque eso será otro tema de este blog, en cuanto encuentre las fotos.

Bueno, me despido; esperando les haya gustado =P y no se les haya hecho tedioso de leer. =P ¡Besos y abrazos!


La Warri ^_~

1 comentarios:

  • 8/30/2010 11:51:00 p. m.
    Anónimo says:

    Hola soy sanjuanense, y quisiera felicitarte por tu descripción de cada uno de los detalles de tu travesía en el peregrinar. Es curioso que alguien que no es de aqui lo describa mucho mejor!

 

Planeta de Rosas Copyright © 2011 | Template design by O Pregador | Powered by Blogger Templates